Ecuador cierra una época en Bucarest

Con el 5-0 ante Rumanía en el play-off disputado en el Centro Nacional de Tenis de Bucarest, el tenis ecuatoriano no sólo se ha despedido del sueño de jugar el Grupo Mundial de Copa Davis por BNP Paribas, por sexta vez en su historia, sino que puede decir adiós a toda una época, en caso de confirmarse la retirada definitiva de un Nicolás Lapentti que no ha podido recuperarse a tiempo de la lesión en la rodilla que le tiene alejado de la competición desde hace cuatro meses.

El ex top-10 mundial se mostraba impotente después de decidir seguir en activo tras el triunfo en los play-off del pasado año en Brasil, que devolvía a Ecuador al Grupo Mundial nueve años después. “Estoy bastante triste porque mi objetivo estaba puesto en esta serie”, reconocía un Nicolás Lapentti que ve complicado su futuro como jugador profesional: “No sé si va a haber la motivación. Quien sabe si el día de mañana dejo abierta sólo la posibilidad de jugar Copa Davis, como hizo Andrés Gómez con Ecuador en su momento, jugando el dobles hasta los 40 años”.

La baja del nº 1 ecuatoriano ha condicionado completamente la serie tal y como analizaba resignado el capitán ecuatoriano Raúl Viver. “Con Nicolás todo cambia, incluso el aspecto anímico y la motivación. Todo el equipo se crece con su presencia y él se crece en Copa Davis”.

Rumanía demuestra un gran nivel

Ecuador ha evidenciado que ahora mismo no dispone de recursos para suplir la ausencia de su jugador franquicia, especialmente ante un rival que contaba en sus filas con un top-50 como Victor Hanescu, y uno de los mejores especialistas del año como Horia Tecau, impecable en el partido de dobles que sentenció la suerte del play-off el sábado.

“Lastimosamente nuestro equipo es así, tiene dos o tres jugadores y nada más”, reconocía Giovanni Lapentti, que ha compartido cartel con un inexperto Iván Endara, obligado a abrir la serie ante Victor Hanescu, en su primer partido en la competición con una eliminatoria abierta. El triple 6-2 final reflejaba los más de 350 puestos que les separan.

La expresión en el rostro de Raúl Viver tras la derrota de Giovanni ante Adrian Ungur en el segundo punto de la serie lo decía todo. Sabía que ese partido era vital, pero el menor de los Lapentti no fue capaz de rematar un duelo que dominaba dos sets arriba y cedía en cinco sets por 6-7(2), 4-6, 6-3, 6-4 y 6-1, tal y como le había sucedido en sus tres partidos del único precedente entre ambos países.

Buen debut de Emilio Gómez

Diecisiete años después de debutar en Copa Davis junto a Andrés Gómez, Nicolás Lapentti ha cedido ahora el testigo al hijo del campeón de Roland Garros de 1990: Emilio Gómez, que se ha estrenado en la competición con apenas 18 años, mostrando un buen nivel a pesar de perder ante Adrian Ungur por 6-3 y 6-4. “Ha sido una experiencia muy buena, me sentí muy cómodo dentro de la cancha. Nunca me tiré para atrás”.

Emilio es el abanderado de la nueva camada de jóvenes talentos del tenis ecuatoriano, junto a Diego Acosta, Diego Hidalgo o Roberto Quiroz, actual nº 10 de la rama mundial juvenil y reciente campeón de dobles júnior del US Open y de Roland Garros.

Anteriormente, Victor Crivoi, substituto de Victor Hanescu, derrotaba por 6-2 y 6-4 a un desmotivado Giovanni Lapentti, que ha perdido los seis partidos que ha disputado ante los rumanos entre las dos series. Ecuador disputará el próximo año 2011 el Grupo I de la Zona Americana, y Rumanía el Grupo Mundial que se sorteará el próximo miércoles 22 de septiembre en Bruselas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s